Redención

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.

El otro día -quiensabecuando- recibí una propuesta que para mi sorpresa se me hizo muy rica y de nervios: una invitación que significaba mmm una especie de reto por la forma que estaba planteada -casi casi asi de a ver si puedes :p-, ya que pues no es el estilo que tengo muy seguido o lo tengo cuando me da mi regalada gana que no es frecuente desde hace rato.

Total que en atención a MauVenom, cn quien tuve el gusto de participar en Cuenta Letras y hacerme su fans desde ahí, decidí participar. Es un corte muy diferente a lo que yo hago -hacerme pendeja-, un lugar especial por decir así y después de algunas revisiones/correcciones/abandonaciones-jiji-, se ha llegdo el día y les aviso a mis miles de fans -dos- para ver si pueden darse una vuelta por alla. Si no pues no.

Seguiremos informando.

http://escribidoresyliteraturos.blogspot.com/2010/04/redencion.html

------> La imagen del texto se la robé a Dídac (: .
------> El título tuvo que decidirlo Mau pq ninguno le gustaba - eres malo jajajaja-
------> Lo abandoné pa irme con el vato -pincheviejafea-
------> Soy PËSIMA para elegir títulos.
------> Pero mala con C mayúscula.

Feliz cumpleaños amimami!!!

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.


Otro año mas de la señora esa que me recogió del bote de la basura, ella que crió a puras vacas locas y aún así sigue adelante y teniendo fe en nosotros (awebo)... fue una comida leve en la casa, pa'l festejo y la neta estuvo bastante chidito, aún incluyendo a mi carnal que llegó hasta el culo de pedo y se roló mientras nosotros hacíamos nuestro desmadre.

Somos una familia bien pinche disfuncional y loca, obvio nos tragamos entre nosotros pero desde que mi cuñada está incluída en el brete y es una culera amargada pues unimos fuerzas y después de intentar llevarnos bien con ella la neta nos hemos deleitado tardes enteras haciéndola trizas por las pendejadas que hace -pero somos bien pinche hipócritas pero la neta la mona no se deja querer-. Y pues ahora que nos calla el hocico: se portó de huevos, comió, platicó, no se quejó, no regañó y se rió de todas las putadas. Porque los míos no se callan el hocico y es como estar conmigo pero en más gente y con diferente locura extraña.

Mimamá se dedicó a decir: yo mando es mi fiesta! JA! nunca en su vida ha mandado!!! Se rió de toda su prole, tardamos un chingo en convencerla de que no la íbamos a enjetar en el pastel -y confió hasta que yodije: neta amá, nolo vamos a hacer-, casi incendiamos la casa con las putas velas que no se apagaban pero quien se robó la tarde fue la colita de la familia: mi sobrina de mmmm 4 años creo. Nos tenía a todos alrededor de la mesa contándonos cuentos sobre Jesús (su abuelamaterna es cristiana y harto creyente) y LaPatito. Bailó, le cantó a mi mamá, se comió todos sus arbolitos y dirigió parte de la fiesta pq nosotros eramos unos pendejos desbandados que no sabíamos que hacer, de hecho nos sacó pq nos estábamos portando mal :(

Me dolió la cabeza de reír, no como en otras ocasiones por la tensión de la jetota de mi cuñada y que todos estábamosincómodos. Tragamos como pelones de hospicio (elvato dixit), el pastel estuvo delicioso y obviamente dejamos a mi mamá pa que lavara todos los platos, awebo!

Recordamos viejos tiempos, de cuando éramos niños y brincábamos agarrándonos del aire... De como hemos crecido -pa todos lados :p- y neta que me sosprende aún que riera tanto y tan a gusto... De como me parto la cabeza yo sola y no la veo a ella, que se quedó viuda hace veinte años con tres hijos, sin trabajo ni quien le diera una mano. Y aún así, aquí estamos.

Adoro a mi jefa, me caequesi. Aunque mi carnal sea un hijo de su puta madre, ahi ni ella rezonga.

Además cuando sea grande, creo que me wa parecer a ella...



Hoy fue un excelente día. Ojalá mañana no fuera a trabajars :y

Pescando recuerdos II

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.

Emo 2 de 3.


Avanzaba por su paraíso. No quería ni siquiera ver el árbol, porque le recordaba a esa mujer. Ella, que fue su primer amor, su hada marina, su inspiración y la socia de muchos mundos inimaginables. Esa niña que a veces llegaba ahí, temerosa de romper la paz del lugar, pero que después no se podía ir. Inolvidable esa vez que mojó su hombro y se llamó cobarde. No, eres la mujer más valiente que conozco. Temes y aún así sigues adelante. Después de eso, lo esperaba aunque lloviera, aunque estuviera cansada y hambrienta. Cuando estaban juntos, el mañana y el ayer no existían; soñaban con que eran aliento y estarían solos en éste lugar eternamente.

La sentaba entre sus piernas, la rodeaba con sus brazos y la dejaba escuchar el palpitar de su corazón mientras contaba anécdotas simples para provocar su risa. Le enseñaba a ver al viento, a ubicar su norte y a ser paciente. Jugaba con las constelaciones para formarle una que pudiera ver todas las madrugadas cuando lo necesitara a su lado.

Ahora, él se paraba sobre la isla flotante y podía ver su camisa blanca e incluso la florecita en sus zapatos. La veía cada noche, cada madrugada: se sentaba sobre las hojas frescas que caían de Phátum y formaba nombres y figuras con ellas. Y lloraba. Por él, porque siempre supo que todo daño que le hiciera repercutiría en su futuro, pues ella era tan capaz de amar que nunca le guardaría rencor. Quería ir a su encuentro, pero había perdido el rumbo. Si se bajaba de la montaña sabía que no encontraría el camino. La vio llorar y le partió el alma, pero no podía hallar la forma de regresar a su lado. Reorganizaría su ser otra vez para eliminarla de ahí. Recordó lo que rogó para que ella se atreviera a buscarlo cada vez que necesitara sus brazos y sus palabras, que se le hacía injusto prohibirle la entrada.

Meditó mil días, y aún así no podía olvidar su risa y esos suspiros tan suyos. Esos que siempre fueron para él. Las lágrimas rodaban por sus mejillas cada noche, cuando ella se retrasaba pero aprendió que era una persona impuntual. La veía llegar, al principio, con pasos grandes y una sonrisa en el rostro. Al paso del tiempo, llegaba con un libro y su música. El cruel viento le traía sus rezos al oído. Su voz tan especial sonaba entre sus orejas diciéndole que los Anemoi lo cuidarían, pidiéndole que le diera una señal para quemar el árbol y no volver jamás. Siempre quiso pensar que tenía a alguien más en el corazón pero en el fondo sabía que existía para él y eso le daba la fuerza para seguir adelante.

Simbolizaba la ternura, el amor, la lujuria y muchos sentimientos que desconocía. Los había vivido por separado, pero esa mujer los removía todos al mismo tiempo y con una sola palabra. Tantas noches que rezaron juntos, tantos lugares que prometió enseñarle, aquí, su universo privado.

Una vez la vio abrazar al árbol y llorar su pena: lo amo pero no quiero necesitarlo. Si salgo a buscarlo me perderé. ¿y si ya no me ama?¿y si nunca lo hizo?¿pq me dejó aquí, sola? Sintió cada pizca de sal y todo se transformó en viva traición. ¡Vuelve, pedazo de idiota! Dile que la amas igual que la primera vez, eso lo entenderá. ¿Como le explicas a alguien que no tuviste el valor de volver cuando fue necesario?

Le había enseñado lo suficiente para que pudiera vivir ahí: ahora sabía ubicarse, ya no temía, amaba a la naturaleza, era paciente y feliz. Fue un buen maestro.
La amaba con su corazoncito de gorrión, pero su vergüenza era aún mayor. Y ahí, sentado sobre las cascadas, decidió jinetear al viento una vez más. Volar lejos, irse al Valle del Olvido a sentarse de para esperar que una nueva llama avivara su corazón dolido, prometiendo que ésta vez sería diferente.

Nunca se le ocurrió pensar que ella llegaba ahí cada noche por inercia, porque fue el último lugar donde se sintió segura. Era su remanso de paz, ya no era solo de él.

Ya no sería más el hada y los vientos. Ella pasó a su historia siendo la mujer que domó al viento con letras y suspiros.


Ya ya, pa la otra leo antes de publicar.

Plan B

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.

A ver: ya fui estudiante, no alumna de calificaciones acá chingonas pero he sido una verga para la escuela. Tengo plaza -que es el puro puto kiosco, pero tengo-, todo cabrón hijoelamonda sindicalizado dice: es que hay que batallar... ok, he batallado: con horarios, transporte, nineros, colegasculeros, gente intragable y vale monda... y que tengo?? deudas que no puedo cubrir aún, un cheque que pasa por mis manos nomás pq viene a mi nombre, alumnospendejos, regaños a destiempo, madrugadas, cuasiaccidentes y regañadas de choferes de autobús.

Creo que está de más decir que el Plan A vale verga.

Hoy he decidido hacer algo cn mi vida: Seré como el vato ese plateado que tenía una tabla de surfear y sale en la película esa con jessicaalba y el juanitoflamas papito y el vato ese de piedra o de ese que se hace con pollo ah si, la mole creo y que en sus trajesitos tenían un 4 y eran fantabulosos. De ahora en adelante andaré por el mundo así, ya sé que no soy de plata ni nada por el estilo mas bien soy como de cocholate deslavado -pero harto sabruoso :p- entonces mi sobrino y yo concluímos que los mas mejor en este caso será envolverme en papel aluminio como si fueran a meterme al horno pero sin meterme pq con eso de los calores ya nomás no rifo, agarraré una tabla y también la voy aponer así disfrazadita e antena y voy a vagar por el mundo surfeando los aires y comiendo fitoplancton o putadillas así. Me dejaré de pedos, si algo me molesta o alguien los mato a la verga sin resentimiento alguno, vivire del sol tipo greenpeacista o lisa simpson, me reiré del dinero y de ustedes burros capitalistas, seré asi una alcohólica culera como era yo siempre y no tenía que lidiar con ser gente grande.

Devolveré mi credencial de elector y me regresarán los ocho años que me deben.

Ahora en vez de ir rápido y cojerme una vaca, iré despacito y me las voy a cojer a todas. Y nos viene valiendo pito.

Eso mientras hallo mi plan c... o me acomodo en mi copa c :p

Tengo hambre :y

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.

Me acabo de despertar y que? Traigo las pinches greñas furiosas y me cae que hasta los calzones pa todos lados y queeee?? Lo malo es que tengo hambre y mi gata sigue dormida :s

Porque al fin tengo chacha. Si si, siempre chingando que quiero una cuando me harto de hacer las dos cosas que hago, entonces ahora alguien me escuchó y con su varit mágica la apareció. Aunque para nada como yo lo esperaba: corrieron a mi sobrina de la escuela. O sea no mames, que hice yo para merecer una enana aparte de reggetonera rebelde hasta su puta madre??? Que le pasa? Y puesahí la historia de como me conseguí una esclava.

Ésta semana se me fue en putiza, no he renegado por ir a trabajar (es posible amar tu jale y odiar tu lugar e jalación?), ayer descubrí que tardo en carburar cuando madrugo -nomás cuando madrugo :y-: llegué a la casa y las puertas tenian candado e intenté abrirlos con mi pasador de las greñas... ni siquiera sé abrirlos con una llave, pero en mi desesperación ahí me tienes como pendeja, a las siete de la mañana intentando abrir un candadote con una cadenota nomás con un pasador. Pero entonces afloró mi lado vato y le susurré cositas chidas a la reja y se abrió para mi... viejas putas...

Anoche estaba leyendo escritos viejos, recordando tiempos y gente que ya no está aquí. Las pendejadas que escribía -si tiempo pasado y puto el que diga lo contrario- y las cosas que leía.Extrañé a mucha gente pero pues ni como hacerle, ellos si dejaron de escribir.

Y yo ya no quiero escribir :y

Pescando recuerdos

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.

Creo que aprovechando mi emoes extraña y cierto correo con propuestas indecorosas, le pegué una revisada a un blog mas emoquelaputamadre que tengo por ahí guardado. Me encontré con muchas historias y pleitos existenciales que he sostenido conmigo y con el mundo, mis amores que pasaron y los que siguen vigentes.

Hoy que me encuentro así bien en un estado soinlove, estaba pensando endarle en la madre a algunas cosillas, pero mientras las revisaba se me hicieron chidos los momentos de mi vida que trajeron a esta cabecita loca. Les advierto entonces que decidí ponerlos por aquí, nos vale verga porque y si les digo que son cursis y mamada y media es pa que le pongan a la chingada o no etén ajerando, que son ustedes bien maricones.

Es la primera parte que el joven cuervo me permitió soñar... cuando el bosque del Destino fue encontrado dentro de...

Abrí los ojos al sentir el sol sobre mi rostro. Un calor intenso besaba mi cuerpo pero no me molestaba; el viento me abrazaba a cada segundo: jugaba con mi cabello, rozaba mis piernas y tocaba toda mi piel. Estaba sobre la hierba pero no sabía como llegué ahí, quise gritar mas mi asombro no me lo permitió; el cielo me tranquilizó por un momento hasta que vi los dos soles: uno grande y otro pequeño, que caminaban lento, como un campesino arreando a un borrico. Traté de orientarme, miré hacia los cuatro puntos cardinales y solo vi colores y destellos, además escuché una voz lejana… muy lejana.

Decidí caminar hacia el este, pues distinguí un árbol a lo lejos. Caminé atenta a los sonidos y a los colores. Curiosamente, cada vez que mi corazón se aceleraba el viento arreciaba; no era frío ni tibio, pero tranquilizaba mis sentidos. No sabía si hacía lo correcto, sólo me dejaba guiar por mis latidos. Todo era desconocido. Hermoso pero nuevo para mí. Encontré pocos bichos en el trayecto pero muchísimos árboles de menor tamaño que aquel que me atraía poderosamente. Había muchas flores y ningún sendero, eso me hizo avanzar lentamente. ¿Cómo eran? Ah, pues de muchas formas y texturas, era un concierto para la vista, el tacto y el olfato.


Llegué hasta el árbol que da frutos de colores. Tenía un poco de hambre así que tomé uno, total, al parecer he muerto… ¿Qué podría pasarme? Ese me gusta, tiene forma de tetraedro, pero cuando llegué junto a él ví que no era completamente recto sino ovalado, de color claro y con un aroma dulzón. Lo tomé con dificultad pues estaba en una rama alta… pero yo lo quería. Frotándolo contra mi pierna intenté quitarle el polvo pero fue innecesario, estaba completamente limpio, listo para ser ingerido. Toqué con mis labios su piel de seda, aspiré su perfume antes de hincarle el diente. Ácido y jugoso, sabía a la primera vez que me caí de una bicicleta… ¿Qué? No puede ser. Mordí nuevamente y me vi sobre el armatoste azul, frente a la casa de mi infancia, paseando torpemente por la calle. Extendí la mano para tocar a la niña que fui pero en ese instante la fruta se terminó y el espejismo desapareció.

No es cierto… no es cierto. Tomé otra fruta con forma de hexágono, lo que me hizo notar que estaba yéndome por las opciones que mi subconsciente creía más seguras, pues no me atrevía a tomar los otros frutos de formas y colores desconocidos. De color azul brillante y con bordes puntiagudos, olía a cítrico. Aspiré profundamente, sentí su rugosa textura sobre mi piel e hice mío su sabor agridulce. Sentí como me transporté a la piedra con forma de elefante sobre la que me sentaba cada receso en el preescolar, ese enorme elefante verde…

Estos frutos no saben a mi infancia, sino a recuerdos. Dejé la mitad del hexágono y caminé hacia un poco a mi izquierda para tomar uno sin forma y de varios colores. No me detuve a olerlo ni sentirlo, mis ansias de recordar superaban a mi curiosidad. Inmediatamente lo escupí: sabía a la primera vez que me partieron el corazón. Iba a tirarlo cuando descubrí que la cáscara no era comestible, así que la retiré un poco para comer de nuevo…. Ya no fue tan amargo.

Rodeé el árbol para probar otra cosa. A ver que tal éste, se ve bonito. ¡¡Rayos!! Se consumió entre llamas verde y violeta… ¡espera! Vi como ardió en mi mano y no me ha pasado nada… creo que si me morí, pero no sé como, cuándo o porqué… ¿Qué estoy haciendo aquí? ¡No importa! ¡Quiero ver, tocar y explorar! Tengo que recorrer éste paraíso. Pero cuando el sol más grande estuvo en el nadir, el valor me abandonó y decidí quedarme sobre una rama del árbol, donde mi corazón me dijo que estaría segura, que no estaría sola… que había alguien más aquí…

… un mundo te espera, tómalo como tuyo…


Pensé buscarle otro lugar y una oportunidad... Pero me encanta verme aquí y que puedas tu verlo conmigo, que sepas y entiendas un poco más de lo que fui y compartirlo así..

Así bien rapidín

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.

Creo que se me secó la cabeza. He vuelto al jale y la neta estuvo más chido de lo que mis patéticas ilusiones podían querer: los chamacos se portaron así bien pocoshuevos, una llovizna simpaticona tipo angela´s ashes me puso de buen humors. Ver la sorprais de muchos y la alegría de pocos al verme de nuevo fue muy rico, y después de un mes de descanso volví al ruedo.

Me la pasé muy chingón en casa; neta qe traía tatuada la sábana por mi pieldegallinapinta, mi logro mas cabrón en todas las vacaciones fue que en el puto all stars me gané diez vidas en una pinchi maquinita de cagalencia (yo ruleo!), salvé a mi sobrino de ser devorado por una araña, me puse dos megapedotas: una en honor a la mona connombre de estado -donde conocí a la mas deseada, una jotota que en un principio me hizo querer usar stilettos pa sacarle un pinche ojo con mi tacón, me cayóen la punta de la verga pero ya punto pedos pues ni que decir- en honor a su soltería y sepa la chingada que más. La otra una supermegareunión de excompañeros: tres de nosotros en la playa tragando arena ah pero eso ya lo sabíamos.

Ypues algo dignode contar aquí, nunca he tenido. Locual nos ha valido siempre puritita monda, nomás vengo aquí cuando me siento solaalegretristefelizmariconasinnadaquehaceryvalgopito o sea siempre. Y ahorita, en este preciso monito, estoy feliz y fisicamente cansada. Me duelen mis patitas de tamalito, me pesan las ideas dando vueltas en mi cabeza pero yo me siento contenta. Satisfecha con la vida.

No te voy a contar con palabras bonitas e historias dispares y que no entiendes lo que he pensado ultimamente. Dice quien me conoce perfectamente que conmigo el río no suena cuando lleva piedras. Que soy difícil e insoportable también lo sabemos pero ciertas veces, mujeres como yo valen la pena.

Que levante la mano quien diga que no.

Pinches temblores culeros :y

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.

Desde que yo ero niña, uno de mis temores -si, uno de- ha sido la puta leyenda urbana esa que ni es tan leyenda de que cajalifornia se va a separar a la monda cual brazo de woody el vaquero y pasaremos a ser pochos o algo así como los balseros cubanos que se van a florida, que andaríamos cual crucero alrededor del mundo o luna orbitando los continentes.

Ha sido cuestión de carrilla con gente a la que le he comentado, salen chistes que ya la neta, no me gustan. Así que si vas a hacer uno ni siquiera te voy a rayar la madre pq de tan mal que me ponen, ni digo nada. Vergas...

El brete es que a veces ni cuenta me doy, o sea, yo no pedí vivir en zona sísmica y hacer mi nido sobre la falla de sanandrés mientras las placas alemanas nos están dando en todita la madre o ya ni sé, total que la gran mayoría de los movimientos ni cuenta me doy, estoy dormida o no se mueve lo suficiente el puto planeta como pa darme cuenta. Cosa que obviamente no pasó hoy.

Encontrábame yo intentando ver la tv, después de la monumental peda del día de ayer, donde por mis grandísimos huevos estuvimos una hora en la playa tragando arena pero me vale verga, se veía bien chingonsísimo el cuadro... además que no mamar, había una morena bien sabrosa jijiji... mñeh, el caso es que traía una cruda así bien fea ella y mientras intentaba tragarme en santa paz un puto alkaseltzer, que se mueve mi cama. No hay pedo, dije yo, orita pasa... pero no!! el hijo de la verga seguía moviendo, pinche tierra bailaba y yo casi me hago tinta!! No sé cuanto duró pero no fue mucho... decidí levantarme y junto con mi sobrino ponernos bajo el marco de la puerta donde se reunió mi mamá con nosotros. Nos abrazamos, ella rezaba y yo solo pedía que parara. Pude sentir el movimiento de las vigas a mis pies, escuchar a mis vecinos gritar y salir de sus casas buscarndo un sitio seguro. La impotencia de saber que no puedes saber cuanto tiempo durará, de tomar conciencia de que eso que se mueve como castillo de bambú es en realidad tu hogar, que estás en un segundo piso en una zona que no tiene un lugar seguro, que tienes a dos personas que están aferrándose a ti y pidiendo lo mismo que tú... que se detenga.

Y si, se detuvo. Nada se movió de su lugar, ni un puto libro se cayó. Fue solo un instante donde crujió la casa, yo creo que ni dos minutos. Y me asusté. Y cada que volvía a pasar -o sea, pinche tierra que te pasa?? el grande de al parecer 7.2 y los otros de hasta 5?? samamada que??? o sea, no es divertido tenernos con el culo en la mano :y- pero pues total, no pasa nada.

Sentí feo :(

Necesito otra locación :(

Gracias por los que se preocuparon y ya me hacían con una viga en la cabeza (: