Trans

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.

Me gusta una buena copa y porqué no, una buena compañía. No sé cuando llegó esta sensación de suciedad, de que todos me observaban, de que salían de aquí y que todos en la calle sabían lo que yo hacía. Sólo tenía que contar una y otra vez, las veinte letras de mi nombre, los tres integrantes, mis dos padres cuatro abuelos ocho bisabuelos, perdiéndome entre los diez y seis, treinta y dos, sesenta y cuatro y ciento veintiocho veces que contaba el día dos del tercer año. Los veía a todos rondar en mi cabeza, escuchando esa voz que no dice nada pero nunca se calla.. ¡Mira! ¡Aprende! Deja de pensar y concéntrate… encuentra, transgrede, nadie te nota…
Yo recuerdo haberlo visto. En serio, venía por la calle Argentina esquina con Brasil, eran las 11 de la noche del 15 de noviembre del 2003. Hasta recuerdo que era martes, porque venía de la casa de Lucía y sólo nos veíamos ese día. Conté cada paso por si ellos me seguían, tenía rutas diferentes dependiendo la semana del mes; quince pasos hasta la salida, veinte por el patio, ocho hasta la esquina, treinta y dos a la siguiente cuadra, cinco a la tienda, 28 a la derecha, nueve a la izquierda y doscientos en línea recta. Tenía que ser capaz de recuperar y desandar cada milímetro si veía algo extraño. ¿y si me pierdo? ¿y si te pierdo? Entonces desando el camino, me regreso sin mirarte…

Mira aquella mujer… con su niño en brazos, fuertemente sujetado, brindándome la imagen de esos senos blancos y redondos, dejándolos tatuados en la mente, en la línea que separaba la imaginación de los recuerdos. Esos pezones que como ejército se replegaban al excitarse, que se tornaban en caleidoscopios de color café, ese olor dulce, a vainilla con leche que impregnaba cada parte de la imperfecta circunferencia. Esos pechos succionados trece veces cada treinta segundos, con las cuatro uñitas apenas definidas tratando de tomarlo, tapando los lunares… ¡¿cuántos?! Déjame verlos, déjame conocerlos, déjame contarlos… así puedo apropiarme de ellos, así serán míos sin necesidad de tocarlos, de que te des cuenta, de que me conozcas siquiera; jamás vas a darte cuenta que tus lunares son míos y que tu imagen iluminará un instante cada hora de cada cuarto jueves en el primer mes de todos mis años bisiestos.

¿Por qué no puedes ver con los ojos cerrados? ¿Cómo voy a explicarte entonces esta sensación, estos ratones picados por un millar de abejas que mueven todas sus alas al mismo tiempo mientras corren tras ellos, mientras se matan en cada coladera?… tu no puedes ver más acá de la punta de tu nariz que es donde yo vivo, donde también me muero.. no escuchas tu cada puerta porque las clausuraste después de mostrarme, has cerrado cada rincón donde no se ve la luz y es ahí donde yo estoy.

También es la sexta vez desde la primera y ya estando en la doceava que no me explico, que no me entiendo y que cada gota se cuenta, cada temblor de los labios es una abeja más que sale en busca de un ratón… me pediste que lo viera en tu mano, aquel ejemplar de color parduzco que se retorcía sin cesar, que chillaba veinticinco veces cada que el cordial rozaba la media de su cuerpo… ¿y que? Mátalo y después tendré que contar otro más que será perseguido por dos abejas y tendrá que duplicarse así… hasta que llega un momento que no me caben en la cabeza…
Quizás estaba exagerando. Quizás.
La solución es dejar de cazar ratones.
¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.

Como esponja recibo, así cual soy recibida
Como incapacitada trato, asi cual soy tratada
Como incompetente intento, así como no hay intento
Me siento débil, me siento rota, así como he hecho sentir
Estoy enferma, así como te he enfermado ya
Hay cosas que necesito decir, asi como no necesitan ser escuchadas
No quiero ser cobarde, así como he sembrado cobardía
Como estúpida reclamo, así como no soy reclamada
Así como no quería saber, así estoy aprendiendo todo
Como pendeja me quedo, ahí donde no me quieren


Entonces si no sabes nada para que acercarte?

Achaques

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.

Post de viejas. Y como la única vieja que me lee soy yo y soy vato, no hay post.

Ni aguantas nada :y

Ah pos con la novedad que no les había contado que mi hermana está viviendo con nosotros. Si, o sea, nadie en esta familia entiende que la matriz del pinche manicomio solo es pa los suncutrules estos y mi mamá y yo. Nadie incluyó a naiden más en la cosa esta que simula ser casa. Aún así recuerdo con harta hueva el período donde mi carnal vivió aquí –una vez con vieja e mocosa- pero eso fue antes que tuviera blog así que lo he borrado de mi memoria –ajá-. Después volvió él solo y ya prendía yo veladoras y ponía racumin en cada rincón pa ver si le gustaba el color y accidentalmente se los tragaba y se moría a la verga.

Y también una vez hace mucho, como cinco años, vivió también mi sobrino el mayor, ese pinche marihuano de pacotilla, pseudofilósofo y dibujante de merde que piensa sobrevivir de sus artes patinarías, que juega al play todo el puto día y me gana en el guitar hero (puto puto).

Mis hermanos han utilizado esta mi casa como hotel de paso o patio trasero para derrochar mierda. La mona en turno, o sea mi carnala yo creo que es la piors de nosotros –si, hay alguien peor que yo en la familia uju!-: hace ya algunos años (como 14 pa ser exactos) que vino, parió, botó a la criatura y se fue a la verga. Como dos años más tarde volvió a hacer de las suyas y gracias a eso yo tengo dos hijos. Mi hermana me hizo madre… vergas!! A huevo, incesto, lesbianismo y violación a las leyes de la física en una sola frase!! Soy una verga, me cae! Pero no es lo que estás pensando, no, nomás parió y con eso me hizo madre postituta (postiza/sustituta).
Total que la doña esta tiene como tres semanas cantoneando aquí. Fuera de los dos pleitos que gracias a dios no he presenciado, el bisne está bastante tranquilo: duerme con su hija (esa que el otro día se carcajeó hasta las lágrimas porque la ahorasumadreymihermana le dijo que no la hiciera enojar pq se iba a ir y la pitufa cagándose de la risa le dijo: ya estuve 14 años sin ti, si aguanto otros 14 más –nadie debió dejarla tanto conmigo-), se va al jale con mi mamá, juega con sus hijos al supernintendo cada que hay chanza, jura y perjura que ya tiene 3 meses sin drogarse, por el momento lava el plato que usa, se come lo que le den sin chistar, se levantó hace rato en cuanto mi mamá la mandó a buscar jale y al parecer ya lo encontró (eso me puso de buenas) porque dijo la señora María Morales: una boca más que alimentar y otro culo que limpiar.
En fin, que la vieja esta, como es mi hermana, es vato también. Y me cae de a madres que nomás pq yo soy bien prudente no le he dicho “ a ver el pito”, pq la neta pos… anda en pants por la vida, en bóxer de vato –o sea, yo uso bóxers de jaina (soy jota pues)-, tennis y va de la mano la política familiar de cero tolerancia al maquillaje –si divulgas que me pinto los ojos, ya no te voy a querer-.
Por el momento las cosas, como podemos ver, derrochan miel. Sólo tengo que concentrarme mucho pero mucho en no verla como duerme a pedo suelto mientras yo me levanto sin pensar en la madrugada pa irme a trabajar; también en ignorar que mis zapatitos nuevos no están en donde yo los dejo; que mis aretes que siempre pierdo ya encontraron unas orejas nuevas donde perderse; que mis cremas y todos mis artilugios de disfraz mujeril disminuyen en cantidad considerable.


Actualizacion. Ya nos peleamos. Pero va a entrar a trabajar entonces ya no la odio tanto.

Otro que se fue a la verga

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos.


Ay pos es que mmm no tengo otra manera para nombrar a la evaluación analítica y exhaustiva del que hoy es mi año pasado. Además ni sé como organizarlo… se me fue en chinga lo que me preocupa un poco porque la neta ya no estoy en edad de que los años se me vayan como… como algo que se va bien pinche rápido y que ni cuenta te das..

Wey no mamar, tengo entumidas las teclas… bueno esas me duelen poquito pero ahí siguen, es el puto spm… pero de estas tengo un leve y pequeño y ligero bloqueo que se conecta a lo más recóndito del ajonjolí del hámster que está tirado en mi cabeza viendo doctor casa (yo quiero ).
Tengo una maraña de días, meses, ocasiones que la neta no soy así como que uta, bien capaz de ordenar cronológicamente pero pos en reducidas cuentas fue un buen año.

Queeeeee??

Ash


He aprendido sobre amor y fuerza de voluntad, de huevos y de traer la mierda por encimita. Uy y ni hablar del nivel pancheril de noviaconhartoscólicoslocaydeideasalamadredeextrañas… también ha sido muy frustrante mmm muchos cambios:

En la familia pos… mis cuasihijossobrinoshermanospiedrasenloszapatos están creciendo… sabes el puto infierno de vivir con una mocosa puberta protochaqueta de 13 años entrados a 18??? No, y además que está un poco mal de su cabeza, que piensa que las sandías se dan en los árboles, que el morado con el negro es genial, que los jonas no se que mierda son lindos, que yo vivo y trabajo para ella, que sus patas apestosas –eso es peste y no chingaderas- se ven de pocos huevos con sus converse que están re chilos, que escribe con las ppatas pero eso sí, con acentos ubicados estratégicamente… una vez llegó con un pinche chupetón osea que le pasa?? La puta mocosa es blanca y con esa pputa marcota o sea, ni modo que no se la viera!! Nomás dos cachetadas le di de donde aprende esas mañas?? De mi no y ni estés chingando!
El cabrón chamaco cabezón y patón es un flojo de primera, loco y esquizofrénico como la tía que lo parió, contestón y renegón, encimoso, el sabe que las sandías no se dan en los árboles pero es cosa que le viene valiendo reverenda monda, ese que no se corta las uñas en semanas que anda ahí como pinche chihuahueño caminando sobre las uñas, el señor no quiero ir a la escuela porque el mundo me odia, el enano que me dice que soy fenomenopáusica y que soy rara y tengo quince años…
De mis hermanos y mi mamá ni digo nada… de mis cuatro perros hablamos luego…

De salud soy fuerte como el roble, la influenza me pela la verga, yo de nada me quejo, nunca me pego accidentalmente y mucho menos lloro… mi nariz no conoce los mocos, nunca me duele la espalda… así llegué a la edad de los nunca : (
Hablando de la edad de los nunca, me acuerdo que alguna vez pensé leer 52 libros en el año y no friegues, no le llegué ni a la mitad… han sido buenos, muchos han merecido pito mil lecturas pero, los que en mi franca sincera y chula opinión, la serie de Los Hijos de la Tierra de JMAuel ha sido por mucho la mejor. Si si, ya sé que esa no la estoy leyendo yo pero me vale pito. De los que yo si leí el más chingón es Azteca… ese libro, combinado con mi imaginación pudo haber llegado a interminables ritos pero mis cuchillos no cortan ni madres : (

Este año me he vuelto bien nena, con lágrimas incluídas. No se me ha caído el chile que traigo incrustado entre el cigomático y el frontal (búscale, búscale… es que es un pitote desubicado)… mmm estoy enamorada del mejor hombre del mundo (no, de ti no y del tuyo tampoco); he conocido tantas cosas que merecerían post aparte y miles que solo quedan entre nosotros… todo este año hemos estado juntos (cállate, y eso que no te he contado :-: )..
Me he separado un poco (poquito) de mis amigas: la que nomehablaporqueyanomequiereporqueinvadisucentrodejale pues no me habla, dos están lejos ocupadas con sus respectivos luises, la otra está locadepresiva y casi no nos vemos, y las monas que siempre me sacaban ya me odian pq no las he visto, pero para mis costumbres de princesa es una vil joda las dos horas de camino –ida y otras de vuelta que parecen 3- y la neta no aguanto tanta calle : (

Y en esta parte mención especial para la buena voluntad. Para mi querido y pelón Luis V –ja! Como el chocolate- , que con un gesto desinteresado y como pocos me hizo confiar en pedir ayuda, en recibir ayuda de las personas indicadas, en que la vida te va a partir la madre tanto como te dejes… en que Dios no nos deja… no te voy a dar más las gracias (te diera hasta las nalgas pero no las quieres : ( )

Vergas! Escribí un putero.
Y no estoy muerta, solo los dejo un rato pero no me voy!

Ps. Changos… me falto hablar de mi jale.
Ps. Si alguien ve a Mr. Gallo dígale que un abrazote por su pasado cumpleaños… no me acuerdo cuantos..