... y coincidir

¿No tienes nada que hacer? pues vete a descular hormigas: quiero dos montoncitos, a la derecha las cabecitas y a la izquierda los culitos. Años y años... días.. sentada hoy de nuevo ante una computadora, veo hacia atrás para buscar diferencias, similitudes, aprendizajes... tropiezos, desengaños, aciertos y errores... aunque bueeeno, yo nunca me equivoco, es el puto mundo que a veces le da la pinche gana de girar al revés, ese ya no es mi pedo. ¿Diferencias? Ahora yo pago el internet, ya no se lo robo al vecino. Y no por gusto goei, si no que la compu -que dicho sea de paso ya me acabé de chingar- no detectó la señal, por más que me acosté de cabeza y yo creo que me la puse hasta en el culo para que la agarrara y ni vergas, tuve que contratar mi propio servicio... creo que ahí maduré un poquito. Ya no recorro los bares tequila en mano, ya no le reclamo a la vida entre el humo de mi cigarro. Ya no me enojo con el destino por lo que me tocó vivir si no lo enfrento y lo disfruto, he aprendido que por más culero que vayan mis días, el sol seguirá brillando y tú seguirás aquí para mi. Soy la maestra grandota y greñuda cuatro ojos, que cuenta sigue contando cosas pero ya sabe el por que, la ue sabe que se puede ahogar lo que quiera en la nostalgia porque tu mano seguirá ahí para cuando decida tomarla, la norteña que no es rara, si no es la más normal del mundo nomás que le encanta la chingadera, que defiende sus ideas y sus 'por qués' aunque te retuerzas en tu incomprensión porque osea son mis pinches telarañas en la cabeza, porque en algún momento entendí que soy una mujer común y corriente, que lo que me hace diferente es mi manera de demostrar el amor a mi vida, mi vida. Me sigo encabronando, a veces me expreso y a veces exploto en un mar de llanto que ahora se que es frustración pero me vale verga, yo sigo mariconeando. Hoy sé que tú me conoces mejor que yo misma, como esa apatía que tengo por los niños y que yo no sabía la razón. Se, porque me consta, que contigo puedo compartir los aspectos que considere retorcidos o vergonzosos, tanto de mi presente como de mi pasado y tus ojos van a seguir llenos de amor... solo contigo he compartido muchas de mis razones... como el que mi gente solo ve que estoy bien pinche loca pq de repente me puedo comprar un par de zapatos al día nomás por caprichosa, sin que sepan que viví tantos años con unos zapatos que fueron de alguien más, que hoy que puedo comprar los míos, lo hago sin ningún reparo. Estoy agradecida por esa conciencia que debí desarrollar sola, pero estuve siempre tan ocupada en el bienestar ajeno que necesité de ti para aprender a ser egoísta en algunos aspectos, hasta contigo. Por el amor que yo no sabía que podía demostrar, porque hemos descubierto juntos barreras y escaleras, muros y pasadizos secretos. Y soy una niña berrinchuda, caprichosa, incongruente, voluntariosa, que no piensa en las repercusiones de sus actos o palabras, que confía a ciegas en personas que no debe, que hce las cosas porque quiere y porque se las merece. Egoísta e imprudente, a veces materialista y confundida, pero todo ha sido a tu lado. Y seguirá siendo. Ps. Que culero está el nuevo blogger, no mamen.